Si fuera 5% más auténtico en mi vida, yo…

Si fuera 5% más auténtico en mi vida, yo…

La siguiente oración causó mucho impacto y reflexión entre los más de 90 participantes en un encuentro en México de Psicología Positiva que tuve la oportunidad de participar.

“Si fuera 5% más auténtico en mi vida, yo …”

Vivimos en un mundo con patrones y normas, que “exige” un adecuado comportamiento dentro de los parámetros para convivir dentro de una sociedad y ser aceptado, exigiendonos actuar como suponemos que es “lo correcto”, o porque los demás esperan que uno actué de esa forma. Es parte de la adaptación social.  Constantemente vivimos en 3 “Yo”.

  •  El “yo” que debería ser, determinado por la voz de nuestra cultura, de la pareja, de los padres, de los hijos, del trabajo, del jefe, de la universidad, etc.
  •  El “yo” real, que son nuestras voces internas, nuestras fortalezas, debilidades, valores, principios, defectos, demonios, etc.
  •  El “yo” ideal, que es el ideal al cual queremos llegar. Entendiendo que así como importa el ¿Qué quieres hacer”, importa mucho ¿Cómo quieres ser?.

En nuestras acciones, caminamos por los 3 “yo” y no necesariamente de forma lineal.  El problema es cuando actuamos mucho en el primer “yo” convirtiéndose en un patrón constante, intentando ser alguien distinto al “yo real” que somos o al “yo ideal” que deseamos ser. Existe mucha inseguridad y exceso de perfección en ese comportamiento. La primera porque consideramos que nuestra forma de ser es incorrecta e insuficiente para encajar y ser aprobado. La segunda considera que hay una forma correcta de comportarse en cada situación, siendo camaleones que se adaptan según las circunstancias. En ambos casos se pierde la esencia, el autoconocimiento, silenciamos nuestros valores, criterios y necesidades a cambio de la aprobación de lo demás.

El ser auténtico, es darnos Permisos para Ser Humanos, de ser nosotros mismos, aceptando y abrazando las Congruencias e Incongruencias de nuestras acciones, dando permiso a que nos juzguen nuestro comportamiento como inadecuado de vez en cuando.  Nuestras metas y valores estarán alineadas con nuestras expectativas y sentido que queremos darle a nuestra vida, y no para satisfacer la vida de los demás.

Ser auténtico involucra:

  •  Congruencia, conocernos es el primer paso. Tener el tiempo para observarnos y conocernos en verdad. No podemos actuar de acuerdo a nuestras expectativas y valores si no los conocemos. A veces por satisfacer a los demás nos olvidamos quiénes somos en realidad. Coge una hoja de papel, dibuja un círculo y escribe dentro del círculo todas las características que te definen: generoso, renegón, entusiasta, resentido, impaciente, inteligente, violento, optimista, me cuesta decir no, etc.  Regálate unos 5 minutos, dale una mirada a todo lo que escribes. El objetivo no es que te guste todo lo que has escrito, sino que lo aceptes. Es el punto de partida para sentirnos libres y empezar a escoger que cosas queremos llevar a nuestro rol actual como padre, líder, amigo, pareja, etc. Y qué cosas queremos empezar a dejar, trabajar, pero aceptando que forman parte de nosotros en este momento, pasando de la inconsciencia a la conciencia de lo que realmente somos.
  •  Incongruencia, estar “cómodos” con estar desalineados a veces. Siendo conscientes que estamos alineados entre lo que sentimos, pensamos y actuamos sin TRANSGREDIR a los demás. Abrazar la incongruencia involucra que la vida tiene pérdidas y ganancias, evaluando nuestras acciones con base en nuestros propios estándares y objetivos.
  •  Permiso de ser humanos, permiso de errar, de sentir emociones negativas y positivas. Permiso de sentir todo lo que sentimos, y permiso de ser todo lo que somos. Ser humanos implica flexibilidad y no rigidez. Si puedes y deseas, realiza el siguiente ejercicio con otra persona que estimas y de forma seria hazle la siguiente pregunta y solo escucha (no hables) durante los próximo 3 minutos que debe durar su respuesta. ¿Cómo te has sentido REALMENTE la última semana? Importante decir él REALMENTE. Escucha y luego responde la misma pregunta. ¿Qué tanto te diste permiso de ser humano en tu respuesta?

El ser auténtico implica poner todo nuestro potencial al servicio de lo que verdad nos importa. La vida no solo consiste en lo ¿Qué quieres hacer?, sino y más importante en ¿Cómo quieres ser?”

¿Qué pasaría si fueras 5% más auténtico con tu pareja, con tus padres, con tu trabajo?, ¿Qué pasaría si te permitieras ser más fiel a tus valores centrales?

Una de las reflexiones de Steve Jobs resume de forma perfecta el ser auténtico.

Tu tiempo es limitado, así que no lo malgastes viviendo la vida de otros. No te dejes engañar por los dogmas, es decir, vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que el ruido de las opiniones de los demás acalle tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición. Ellos ya saben de algún modo en qué quieres convertirte realmente. Todo lo demás es secundario.

Escrito por: Alfredo Alfaro, Socio Director de la consultora HRD Human Resources Development.

Participante de Lima, Perú del Certificado en Psicología Positiva – Latinoamérica, un programa de educación mixto con módulos tanto en línea como presenciales de un año de duración creado por Tal Ben-Shahar, profesor del curso más famoso de la historia de Harvard.  Por primera vez en Latinoamérica y 100% en español.

Más información

Tus comentarios

Tu dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados *