Cada día cuenta

Cada día cuenta

 

“Salta a la experiencia mientras vivas

Piensa…y piensa…mientras vivas.

Lo que llamas salvación pertenece al tiempo antes de la muerte”

– Kabir en “El tiempo antes de la muerte”

No podemos hablar de la vida sin hablar de la muerte y aunque parezca antagónico, muchas veces nos preocupamos por vivir cuando es demasiado tarde, apreciamos a nuestra pareja una vez que se ha marchado, valoramos a nuestros padres cuando su existencia es efímera y valoramos el tiempo que nos comparten nuestros hijos cuando han dejado nuestro hogar.

Recientemente el tema de “La felicidad” ha captado gran atención tanto en ámbitos de desarrollo personal, como en ámbitos educativos y organizacionales, ¿Por qué?  Según la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) y muchas otras organizaciones mundiales, nuestra generación está presenciando avances nunca antes vistos.  Se habla de que ésta es la primera generación en la historia de la humanidad que está muy cerca de la erradicación de la pobreza extrema, avances sin precedente en relación a la  utilización de energía renovable, estamos acercándonos a un 80% de alfabetización a nivel mundial (OCDE Better Life Initiative, 2014), un nivel nunca antes alcanzado, están proliferando empresas que en sus premisas principales incluyen temas como la paz, la ecología, el bienestar organizacional y la justicia social entre otras.  Sin embargo, los niveles de depresión y ansiedad van en aumento, especialmente en países considerados como altamente desarrollados ¿por qué?…

Como dice el Dr. Santiago Vázquez “Si buscas la felicidad donde no la vas a encontrar, serás producto de una insatisfacción permanente”.  De manera errónea, los países, centrados en el PIB (Producto Interno Bruto) como indicador de bienestar y las sociedades centradas en la economía y el “éxito laboral” como indicadores de mayor felicidad han establecido un patrón que ha dejado fuera los elementos que hacen que la vida verdaderamente valga la pena.

Reconocer estos, es la fórmula del bienestar humano y es la premisa principal que ha guiado los estudios e investigaciones científicas que distinguen a la psicología positiva, definida como “el estudio científico del funcionamiento óptimo de las personas” (Gable & Haidt).

Martin Seligman, durante su presidencia en la APA (American Psychological Association) hizo una propuesta que redireccionó el camino de la psicología convencional al cambiar el foco de atención de aquello que no funciona en la vida de las personas al estudio de lo mejor en la vida, a todos aquellos elementos que contribuyen al florecimiento humano.   Seligman destaca 5 elementos que conforman el modelo que se conoce como PERMA por sus siglas en Ingles:

Positivity (emociones positivas), una dosis consciente para traer más placer a nuestra vida diaria, escuchar música, mover nuestro cuerpo, leer un buen libro, reír más frecuentemente.

Engagement (nivel de involucramiento), una relación precisa entre nuestra capacidad y el nivel de retos que nos planteamos, con el fin de mantener nuestra mente activa e involucrada en nuestro día a día.  Si el reto es muy alto en comparación a nuestras habilidades, nos sentiremos muy angustiados, si el reto es demasiado bajo en comparación a nuestra capacidad nos sentiremos apáticos y aburridos.

 Relationships (relaciones positivas), el fomento de actividades que nos acerquen a las personas que nos ayudan a elevar nuestros niveles de felicidad, que nos ayudan a crecer, que contribuyen a nuestra felicidad.  Uno de los factores que más contribuyen al bienestar personal, organizacional y el bienestar en los países, son las relaciones interpersonales.

Meaning (sentido de vida), actividades que nos ayuden a encontrar o crear un sentido en nuestras vidas, que eleven nuestros niveles de contribución a la humanidad, que nos aporten un sentido de pertenencia

Accomplishment (establecimiento de metas), metas y logros que le den forma a nuestros sueños y que nos mantengan activos, creativos y generosos. Como decía Shimon Peres “Eres tan joven como tus sueños, no tan viejo como tu calendario”, mientras sigas soñando y trabajando por tus sueños tendrás un motivo para despertar cada mañana.

El bienestar y la felicidad son quizá los objetivos más importantes de nuestra vida, pero si no los acercamos a nuestro presente y a nuestra vida diaria, nunca lograremos alcanzarlos.  La vida está hecha de momentos y aun cuando pensamos en las metas que tenemos a largo plazo, si no las aterrizamos en nuestro presente, en nuestras acciones diarias, no veremos nunca esos sueños hechos realidad.  Si quieres reforzar una amistad, demuestra el cariño y el amor que tienes por esa persona el día de hoy, si quieres mejorar tu salud, sal a caminar el día de hoy, si quieres encontrar un sentido en tu vida, haz una acción que contribuya al bienestar de alguien hoy, si quieres que tus pensamientos te beneficien, elije pensamientos constructivos hoy, si quieres vivir feliz hoy, recuerda como dice la Dra. Maria Sirois, experta en la enseñanza de hacerle frente a la adversidad, que “Cada día cuenta”.  La felicidad es la suma de las acciones que elijes cada día.  Es tan fácil como eso, asume este regalo de vida para crear la vida que siempre has deseado. Cada día cuenta…  ¡Haz que cuente para bien!

Arlen Solodkin es Directora del Instituto de Bienestar Integral y Directora del Certificado en psicología positiva desarrollado por el Dr. Tal Ben-Shahar, el cual dará inicio por primera vez en México y para Latinoamérica en enero del 2017.  Arlen se dedica a la creación e implementación de programas académicos y de capacitación en psicología positiva y la ciencia del bienestar tanto para empresas como para instituciones educativas.

www.institutodebienestarintegral.com

arlen@institutodebienestarintegral.com